Destacadas, Internacionales

Tapaboca: el nuevo complemento de moda

Parece que las mascarillas son ya el símbolo de esto que hemos acordado en denominar la “nueva normalidad”. Si en los inicios de la pandemia ni siquiera estaba recomendado su uso generalizado entre la población, poco a poco hemos ido acostumbrándonos a verlas en la calle y ahora el Gobierno ha anunciado que va a regular su utilización obligatoria en los espacios públicos. Era cuestión de tiempo que las mascarillas dejaran de ser consideradas un mero equipo de protección (su primera y principal función, cabe recordar) a un complemento de moda, y ese tiempo ha sido realmente breve.

La industria textil, rápida a la hora de adecuarse a las nuevas circunstancias, primero transformando sus líneas de producción a la fabricación de material sanitario, después adaptando sus sesiones de fotos al confinamiento, también ha empezado ya a adoptar las mascarillas como complemento. En las campañas de primavera-verano de marcas como Bershka o Stradivarius ya aparecen modelos luciendo mascarillas a juego con sus looks, expone el sitio mujeresaseguir.com

De momento aparecen en los catálogos, pero no están a la venta en sus tiendas online, aunque es probable que pronto lo estén, porque más allá de su carga simbólica, las mascarillas se está convirtiendo en un producto interesante a nivel de negocio. Según la última edición de The Lyst Index, la clasificación trimestral de las marcas y los artículos más populares en el ámbito de la moda, la mascarilla con logo de flechas de Off-White fue el producto para hombre más popular en los primeros meses del año. Después de agotarse en las tiendas de todo el mudo, ahora se revende online a un precio hasta tres veces superior al inicial (70 euros). Pero el caso de Off-White no es único: en ese periodo las búsquedas de mascarillas de diseño experimentaron una subida del 496%.

Como recuerda The Lyst, las mascarillas de streetwear no son ninguna novedad. Off-White fue una de las primeras firmas en lanzar mascarillas de diseño allá por 2016, y otras marcas como Fendi, Gucci o Louis Vuitton siguieron sus pasos. Músicos como Travis Scott, Bad Bunny, Billie Eilish, Future o Young Thug las popularizaron luciéndolas en sus conciertos y apariciones sobre la alfombra roja, y las mascarillas empezaron a colarse en las pasarelas incluso antes de la pandemia, pero el coronavirus ha propiciado la entrada en el mercado de las mascarillas de otras firmas más allá del lujo y ha provocado una subida del 496% en búsquedas de mascarillas de diseño durante los tres primeros meses del año.

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com